Farmacia “El Faro”: a domicilio cuando más se necesita

Omar Barraza, trabajó gran parte de su vida como visitador médico. Allí pudo conocer el mundo de las farmaceuticas y las farmacias. Tras finalizar su relación laboral con su empleador, decidió que era tiempo emprender nuevos caminos y con la experiencia de su señora Marcela Araos, quien es contadora auditora, decidieron instalarse con una farmacia.

Pero esa decisión era áun más arriesgada ya que decidieron cambiarse de la Región de Antofagasta y emprender en la ciudad de La Serena. Esta es la historia de la Farmacia “El Faro”, en nuestro segundo capítulo de “Emprendimiento en Tiempos de Pandemia”.

La idea siempre fue lanzarnos con algo que manejáramos. Mi trabajo como visitador médico me sirvió mucho, y mi señora es contador auditor y habia trabajado en la parte administrativa de la farmacia de su papá en Antofagasta, así que tenía la otra parte. Es decir, juntamos nuestras dos experiencias y creo que fue una buena sinergia”, indicó Omar Barraza. 

Sin embargo, nadie pensaba lo que iba a ocurrir. “Cuando nos planteamos este desafío también fue plantearnos el cambiarnos de ciudad. Partimos oficialmente a principios de agosto de 2019, y en octubre, cuando estabamos armando el local comienza el estallido social, lo que no nos significó mayor preocupación porque no teníamos abierto el local. Luego, cuando abrimos, se decía que el estallido social regresaba en marzo, por lo que tratamos de capitalizar ese tiempo para darnos a conocer. No fue lo primero, pero llegó la pandemia”, nos cuenta el empresario.

DELIVERY

Siempre pensaron en operar como una farmacia normal, sin embargo, la pandemia les hizo modificar sus planes. 

La idea era que la gente llegara a nuestro local. Estamos en un lugar muy bueno que nos permite ver lo que está ocurriendo con el público y lo otro, es que elegimos muy bien a nuestro personal, nuestros farmaceutico y dependiente. Cuando comienza la pandemia nos reunimos y dijimos, ¿qué hacemos?. Partimos haciendo el delivery de a poco, uno cada dos días, eso antes de la cuarentena. Cuando llega la cuarentena en La Serena y Coquimbo, nosotros ya teníamos bastante avanzado en eso”, dijo.

Omar Barraza, nos cuenta además que existe una serie de reglamentos que se deben cumplir, antes de salir a repartir a domilicio algunos fármacos. El servicio considera que hoy prestan considera el envio de todos los productos de la tienda, a excepción de los farmacos con recetas retenidas. En la actualidad, su sistema de delivery es el equivalente a un día de ventas en su tienda física. 

En el área donde estamos ubicados hay una población importante de adultos mayores, y ellos en principio agradecieron mucho esto. Incluso antes de la cuarentena. Como el delivery lo hacemos nosostros mismos es muy importante para ellos, porque no es sólo entregarles un producto, sino que contestarles sus preguntas, sus dudas. Ha sido una servicio al cliente que va más allá de la venta misma. Esto parte en nuestro entorno cercano con un delivery gratuito, como una extensión de la farmacia, pero en la media en que esto avanzó y se va complicando, tenemos ciertos cobros. Hemos repartido desde el limite sur de Coquimbo, hasta Las Compañías en La Serena”, precisó.

Los productos que más venden a domicilio son artículos de perfumería y fármacos de primera necesidad. El delivery se desarrolla en el mismo horario de funcionamiento de la farmacía, es decir, entre las 08:30 y 19:00 de Lunes a Viernes, y los Sábados de 09:30 a 14:30 horas. 

Aunque asegura que es dificil proyectarse en medio de la situación que viven el país entorno a la pandemia, Omar Barraza, asegura que espera “que el negocio nos entregue lo suficiente para vivir bien. Nosotros partimos pensando que el negocio iba a alcanzar el punto de equilibrio dentro de primeros seis meses, y esto se ha alargado un poco, pero nos hemos mantenido. Creemos que vamos a pasar con éxito este período. Queremos ser reconocidos como la farmacia con los mejores precios de la ciudad y de eso nos hemos preocupado bastante, no es un discurso. Constantememte estamos revisando los precios. En sueños nos gustaría por supuesto tener un segundo local”.

FOTOS: HERNÁN CONTRERAS.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *