Aceite de Oliva “Alaia Gourmet”: un superalimento directo a tu casa

Ricardo Molgas, es Ingeniero Civil en Minas de profesión. Luego de 14 años trabajando en minería y con turnos extensos y lejos de su familia, decidió darle un vuelco radical a su vida. Pero para ello debía encontrar una forma de tener ingresos y tener más tiempo para compartir con sus seres queridos. En nuestro tercer capítulo de “Emprendedores en Tiempos de Pandemia” le invitamos a conocer la la historia de Aceite de Oliva “Alaia” Gourmet. 

Como todos los emprendedores que hemos entrevistado en este especial periodístico, Ricardo y su familia aprovecharon las oportunidades. A ello se suma la convicción de querer entregar un producto de calidad.

Como soy de la zona de Huasco, allí vimos la oportunidad de estudiar la producción y comercialización del aceite de oliva. Empezamos el año 2018, somos bastante nuevos en el rubro. No cumplimos ni 3 años…nos ha ido bien y antes de la pandemia íbamos mucho mejor…como avión. El aceite es muy bueno y la gente nos prefiere. El aceite de oliva es un superalimento y estamos muy contentos de poder aportar a que las personas no se alimenten la comida chatarra. Tratamos de contarle a los clientes las propiedades que tienen nuestros productos”, nos cuenta Ricardo Molgas. 

Pero en el camino también se han presentado obstáculos, los que con ingenio y trabajo los han sorteado. “Con el estallido social todo se fue a pique…en los tres meses siguientes se vendió sólo un 10 por ciento. Estuvimos muy afligidos porque ya no tenía un sueldo y dependía directamente de las ventas y de lo que nosotros podíamos hacer y nos vimos bien complicados y tuvimos que reinventarnos con el tema del delivery. Hacer muchas propagandas en redes sociales, invertir, crear redes sociales porque no las teníamos, y poco antes de crisis social postule por Corfo a una capacitación Ecommerce, donde enseñan a trabajar las redes sociales de empresa y me sirvió bastante”, dijo.

El nombre de su emprendimiento, “Alaia”, en Vasco significa felicidad. “Nos gusto ese nombre y su significado. Fue mi señora la que lo buscó, yo hago todo lo de venta, producción, pero lo que es diseño, formatos, nombres, y nuevas ideas, la mayoría lo ve mi señora. Y el nombre es Vasco porque ellos son los más grandes productores de aceite de oliva”, indicó Ricardo. 

“Alaia” ha estado presente en una serie de ferias de emprendedores que se desarrollaron en los últimos años en la Región de Coquimbo, es por ello, que el formato y diseño de sus productos fueron cuidadosamente trabajados. 

La primera impresión tiene que ser muy buena, y por ello trabajamos en formatos naturales, que son botellas redondas opacas, y también hicimos un formato piramidal, natural y con sabores. Lamentablemente desde la crisis social hemos tenido bastantes problemas con ese formato, porque la empresa que nos suministra esa botella, no lo está realizando, está descontinuado. Era nuestra joyita en las ferias. Los suministros de botellas son un gran problema”, asegura el emprendedor.

NUEVOS PRODUCTOS

El tema de la pandemia del Covid-19 también los ha llevado a ser creativos con los formatos en los que están vendiendo sus aceites. 

Tuvimos que darle más fuerza a formatos que antes no se venían tanto, por ejemplo en las ferias se venden más botellas de medio, de un litro y de un cuarto. Nosotros ahora le dimos fuerza al de 5 litros, pues es un formato conveniente y que mantiene la misma calidad. La gente lo prefiere como no está saliendo y no sabe hasta cuando va a durar la pandemia, ha decidido en mayores cantidades. Además, para nosotros es mejor ir a dejar un formato más grande”, dijo. 

Pero además de los formatos más grandes, también incorporaron un nuevo producto; las aceitunas. “Tuvimos muy buena recepción con nuestros clientes que ya nos compraban aceites. Tenemos cuatro tipos de aceitunas, con carozo, amargas, sin amargo y en rebanadas negras y verdes. A la gente le ha gustado mucho, tienen un buen calibre y además está dentro del precio del mercado, yo mismo las voy a buscar a Huasco y Freirina. Además, el hecho de que sea delivery, a la gente le gusta mucho”, afirma.

Al respecto, Ricardo Molgas, indicó que fue muy importante la decisión de no subir los precios. “La gente ha agradecido ello y nos ha preferido. La gente se siente tranquila porque además tomamos todos los resguardos correspondientes uso de guantes, mascarillas, alcohol gel, sin correr riesgos”.

Otro aspecto que destaca orgulloso Ricardo, son sus alianzas estratégicas. “En este tiempo han surgido varias alianzas y clientes nuevos como pizzerías..nos han preferido tanto con los aceites como las aceitunas. Nuestra última alianza fue con una empresa de Tongoy que están comercializando las ostras japonesas y prefirieron nuestros aceites para hacer la conservación de las ostras. Estamos muy felices por eso”.

En cuanto a sus metas futuras, afirma que una de sus metas, previo al estallido social,  era tener un local o puesto fijo en La Serena. 

Eso se postergó hasta que pase todo esto, creemos que en 2021 y la idea es tener un puesto de venta directa. Pero también queremos seguir haciendo aceites con distintos sabores, y estamos haciendo nuevas pruebas con orégano, laurel, y otros tipos de especias. No son grandes proyecciones porque no depende mucho de nosotros sino que del país y la pandemia”, finalizó.

Para poder contactar a “Alaia Gourmet”, lo pueden hacer a través de las redes sociales y por el WhatApp: +56 9 99097280. También realizan envíos a regiones. 

FOTOS: HERNÁN CONTRERAS.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *